¿Una partida de...BUNNY KINGDOM?



¿Cansado de las mismas viejas zanahorias? Entonces expande tu reino de conejos y lleva a tu clan a la gloria, gestiona tus recursos y construye nuevas ciudades y feudos por todo el mapa. Conquista campos llenos de verde, granjas con jugosas zanahorias, lagos abundantes de pescados, bosques densos de arboles y montañas que pueden esconder minerales preciosos. ¿Serás lo suficientemente digno para gobernar?


Bunny Kingdom es un juego creado a manos del mismísimo Richard Garfield, creador del famoso juego Magic: The Gathering o King of Tokyo. En este, uno juega como un señor conejo que tienen como misión, conquistar las nuevas tierras en nombre del Rey Bunny. Un juego para toda la familia que contiene mecánicas de selección de cartas y control de zonas, deberás elegir con cuidado tus territorios ara ampliar y enriquecer tus feudos. Ilustrado a manos de Paul Mafayon, Bunny Kingdom los dejara encantados no solo por sus hermosas ilustraciones, sino también por sus componentes de juego como por ejemplo los castillos que están realmente bien compuestos y el tener un meeple (muñequitos o figuras antropomórficas) de conejo en estos, da una grata sensación.


Como se mencionó anteriormente, Bunny Kingdom es un juego de control de área con elementos de un draft (decisiones ronda a ronda que marcarán nuestro resultado en la partida) de cartas. El objetivo es usar estas diversas cartas para establecer feudos mediante el posicionar un meeple de conejo y así establecer feudos en el tablero cuadriculado, siendo algunos espacios con recursos como zanahorias, pescados, etc. También puedes tener cartas de construcción donde obtendrás castillos o recursos especiales para poner bajo tu control o ya bajar cartas de pergamino que otorgaran diversas condiciones para obtener ciertos beneficios.


Desarrollo de la Partida

Cada partida de Bunny Kingdom consta de 4 rondas que se desarrollaran a lo largo de tres fases.


Fase 1: Exploración

Al comienzo de esta fase, se deben repartir cartas a cada jugador, este número varía según la cantidad de jugadores presentes.

Cada jugador debe seleccionar 2 cartas y pasar el resto de sus cartas al jugador de la izquierda o derecha (depende de la ronda). Cuando cada jugador selecciono sus 2 cartas, debe darles vuelta (a menos que sean cartas de pergamino que se colocan boca abajo) y deben resolverlas de la siguiente de forma:

Si es una carta de territorio, colocar un conejo de su reserva en dicho espacio

Si es una carta de construcción, recibir la ficha o ciudad correspondiente

Si es una carta de suministro, robar dos cartas del mazo y deberán ser jugadas de forma normal


Fase 2: Construcción

En esta fase uno puede colocar sus construcciones adquiridas en el tablero, específicamente en sus zonas controladas (indicadas por el meeple de conejo). Esta fase puede ser llevada a cabo simultáneamente por todos los jugadores, esta no influirá las jugadas de los demás, pero se deben seguir ciertas normas al colocar las construcciones.


Fase 3: Recolección

Esta fase se llevará un conteo de los puntos por feudos bajo el control de cada jugador. Cada feudo proporcionará puntos de victoria que será el múltiplo de las torres de las ciudades construidas dentro del feudo por la cantidad de recursos distintos dentro de este. Estos puntos son sumados en la zona de puntos de victoria, cabe indicar que ciertas cartas de pergamino dan condiciones que, al ser cumplidas al final del juego, proporcionan puntos de victoria adicionales.




Tablero:

Compuesto por un mapa cuadriculado en 10×10, siendo numeradas del 1 al 10 y de la A a la J. El mapa se divide en diferentes partes, praderas, montañas, bosques, mares, granjas y poblados; de estas zonas solo los bosques, granjas y mares producen recursos (madera, zanahoria y pescados. Cabe resaltar que las zonas en las montañas que tienen un río de lava no son adyacentes y separan las zonas conectadas. La otra parte del tablero se compone por la zona de puntos de victoria, acá uno ira sumando los puntos que vaya cada jugador obteniendo en la fase 3.


Cartas:

Las cartas en Bunny Kingdom son numerosas y se dividen en cuatro tipos, las cartas de territorio que nos permitirán colocar nuestros meeples conejo en la zona indicada por la carta. Las cartas de construcción que nos permitirá añadir elementos de territorios ya controlados, entre estos, puedes construir castillos o recursos de lujo, también cartas especiales como la atalaya que te ayuda a conectar una zona bajo control con otra zona en el mapa también bajo tu control y así ser considerado un solo feudo.




Piezas:

¿Qué sería de un increíble juego sin sus increíbles piezas no? Bunny Kingdom cuenta justamente con esto y se representa muy bien en sus detallados castillos que podrás obtener con cartas de construcción o ya los numerosos meeples de conejos que podrás colocar al controlar zonas nuevas y sus fichas de recursos especiales y básicos están creadas de tal forma que en cada cuadrado del mapa podrás (si es permitido) colocar hasta 2 de ellas y dejando justo un circulo al centro donde estará tu meeple de conejo, indicando que esos recursos son tuyos.


Bunny kingdom es sin duda un juego que involucra diversos factores que lo hacen resaltar. Fuera de las mecánicas de control de zona, construcción, manejo de mano y adquisición de recursos, Bunny Kingdom se destaca principalmente por su rejugabilidad, ese efecto placebo donde cada partida es como jugar un nuevo juego, donde cada carta se vuelve una decisión importante ya que debes pensar no solo en que cartas quedarte, sino también en que cartas le están pasando a los demás jugadores y esto es potenciado aun más por la cantidad notable de cartas posibles para jugar, siendo imposible lograr hacer todo y en más de una situación uno se verá teniendo que tomar decisiones que inicialmente no tenía previstas por el tipo de cartas que uno tendrá disponibles.


Este es un juego que recomendamos tener en tu colección, más allá de sus mecánicas, arte y diseño, Bunny Kingdom tiene, como mencionamos antes, el poder ser jugado múltiples veces, siendo cada vez una partida completamente distinta. Además, posee diferentes formatos de juego según la cantidad de jugadores y que más se puede decir de la materialidad, los castillos y conejos son de alta calidad.




Autor: Richard Garfield

Categoría: Juego de mesa.

Características: de 2 a 4 jugadores

Duración partida: 60 minutos

Edad:+14

Mecánicas: Gestión de recursos. Estrategia.

Tipo: Aventura fantástica.

8 vistas

Paseo de Europa, 29A

(Los Bermejales)

41012 Sevilla

 

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

¡RECIBE NOTICIAS Y OFERTAS ESPECIALES!